¿Por qué escogernos?

A continuación, las tres preguntas simples que nuestro fundador, el Padre Tomás A. Judge, solía hacerles a los jóvenes que estaban considerando la vida religiosa:

Primera Pregunta:  ¿Amas a Dios?
Segunda Pregunta:  ¿Cuánto amas a Dios?
Tercera Pregunta:  ¿Qué sacrificios harías por el amor de Dios?

¿Cómo contestaría usted a estas preguntas hoy?

Dependiendo de sus respuestas, en especial a la última pregunta, la vida del Siervo Misionero puede ser una buena elección para usted. Después de todo, nosotros, los Siervos Misioneros, hacemos votos de obediencia, castidad y pobreza. En palabras del Papa Francisco, nosotros somos “pastores, no príncipes.”

Como misioneros, somos enviados y nos esforzamos por estar siempre presentes en las vidas de aquellos a quienes servimos. Predicamos y vivimos la Palabra de Dios para llevar esperanza, consuelo y alivio al sufrimiento de los pobres, de los abandonados, de los más desatendidos, mediante la difusión del evangelio, la respuesta a las necesidades de los pobres, aislados, marginados y de los que no tienen esperanzas; y con la orientación, la formación, y el ministerio con misioneros laicos en parroquias, vecindarios y comunidades de los Estados Unidos y de América Latina.

Father NsomFather AroVea estos dos videos cortos de nuestros recién ordenados Padres Nsom y Aro en los cuales comparten sus pensamientos sobre la vida religiosa.

Nosotro somos:

  • Hombres de Fe que servimos en las parroquias como párrocos, y consejeros. Caminamos con quienes se sienten abandonados, solos y marginados, acompañamos a los enfermos, a los ancianos, a los encarcelados, a los adictos y a los que están en problemas.

  • Nos dedicamos a la preservación de la fe, en áreas y entre personas que están descuidadas en lo espiritual y abandonadas, en especial entre los pobres.

  • Somos hombres de Comunidad viviendo y trabajando juntos, comprometidos con las palabras de nuestro fundador, el Padre Tomás Judge de: “hacer todo por el amor a Dios”.

  • Un discipulado de iguales: Hermanos y sacerdotes que servimos en conjunto y que nos servimos los unos a los otros. El sacerdocio es visto como un ministerio, no como un escalafón más.

¿Todavía sigue interesado? Haga clic aquí para ver la lista de los Directores Vocaciones y para saber cómo contactarlos

Nos encantaría saber de usted. Haga clic aquí para completar el Formato de Perfil Vocacional.

Comentarios cerrados.