Misión Indigena Holy Rosary – Tucker, Mississippi


He aquí un vistazo a la Misión Indigena del Santo Rosario en Tucker, Mississippi, en donde el Padre Bob Goodyear, S.T. sirve a los Indios Choctaw, quienes viven en la reservación. La Nación Choctaw fue una vez una gran tribu en los Estados Unidos. Antes del Trail of Tears (Sendero de Lágrimas), los Choctaw comprendían todo lo que es hoy Mississippi, parte de Alabama y Tennessee – eran sólidos 25,000. Hoy en día, hay 10,000 Choctaws viviendo en la reservación.  Este número ha mejorado sobre los 4,000 a los cuales el Padre Bob servía en 1975. Aún así, la comunidad lucha con la pobreza, el alcoholismo y el desespero, los cuales han ido en aumento con nuevas aflicciones: diabetes, hipertensión y obesidad.

Misión India Holy Rosary – ENTONCES

Cuando el Padre Bob vino por primera vez a Holy Rosary en 1975, era parte un personal pastoral que comprendía dos sacerdotes, dos Hermanos y cinco Hermanas. Años después de haber dejado la misión, volvió como párroco y hoy en día sirve solo. Sus días están a reventar de actividades: celebración de los sacramentos y consejería, corte de grama, hechura de la contabilidad, apertura de la puerta, reparación de las ventanas de la iglesia, organización de los programas de educación religiosa.

Misión Indigena Holy Rosary – AHORA

Pero lo más importante, el trata de estar presente para la gente Choctaw (al menos 15 o 20 al día), que vienen a su puerta buscando ayuda. Ellos vienen necesitando comida o ayuda con sus cuentas de electricidad o dinero para suficiente gasolina para ir al médico. Gracias a usted, el Padre Bob puede ayudarlos.

Pero lo más importante, el trata de estar presente para la gente Choctaw (al menos 15 o 20 al día), que vienen a su puerta buscando ayuda. Ellos vienen necesitando comida o ayuda con sus cuentas de electricidad o dinero para suficiente gasolina para ir al médico. Gracias a usted, el Padre Bob puede ayudarlos.

Como puede usted imaginar, la vida de un misionero nunca es aburrida, pero si puede dejarlo a uno exhausto. Tal como al Padre Bob le gusta decir: “¡es un compromiso de 24 horas 7 días!”. Aún así, la recompensa es grandiosa. Tan sólo el saber que cada día nos ofrece la promesa de tener un impacto significativo en la vida de otra persona, es más que suficiente.

» Haga una Donación 
» Recuerde en Oración a Sus Seres Amados

» Más sobre Misiones Destacadas

Categories: Últimas Noticias

Comentarios cerrados.