Sanando a los Enfermos… La Clínica Médica Móvil Visita Honduras.

Br. C Urquina Honduras Clinic

El médico, Hno. Carlos Urquina, S.T., y su antiguo compañero de clase, el Dr. Alejandro Ojedo, recientemente regresaron de visitar los alrededores de nuestra misión en Comayagüela, Honduras, donde llevaron a cabo una clínica médica móvil. Esta es la segunda iniciativa de este tipo patrocinada por nuestros benefactores y dirigida por ellos.

La primera fue en 2016 en nuestra misión en Guamal, Colombia. En aquella ocasión, durante dos semanas, cerca de 200 personas pobres y marginadas recibieron atención médica. Desde entonces, el Hermano Carlos comenzó a buscar oportunidades para llevar la clínica médica móvil a otras misiones y encontró el lugar perfecto en nuestra misión en las afueras de la capital de Honduras, Tegucigalpa. Ahí, el Hno. Carlos y el Dr. Ojedo llevaron atención médica a personas que normalmente no tendrían acceso a ningún tipo de servicio médico.

La principal prioridad de este viaje no fue solo proporcionar atención médica gratuita, sino también educar a las personas sobre la atención preventiva con el fin de habilitarlos para que tomen el control de su propia salud. En la actualidad, las poblaciones de todo el mundo tienen sectores marginados que no tienen acceso a los servicios de salud, porque no tienen este derecho, se ven obligados a sufrir enfermedades sin recibir atención, lo que hace que muchos sucumban ante enfermedades que se pueden tratar.

Br. C Urquina Honduras Clinic 2

Todos los días, los médicos se llegaban al lugar y gastaban su tiempo atendiéndolos. Trataron personas enfermas de todas las edades, desde las más jóvenes hasta las más viejas. Ellos trataron a personas que sufren de una variedad de enfermedades, tales como: hipertensión, diabetes, neumonía, etc. Juntos fueron testigos de la belleza y la dureza de esta tierra, así como la amabilidad y la hospitalidad de su gente. Los esfuerzos de éstos dos médicos, mediante esta clínica móvil, alcanzaron a cerca de 350 personas.
Este es un ejemplo perfecto de cómo el talento se convierte en servicio para satisfacer las necesidades de los hijos de Dios en la vida cotidiana. El Hno. Carlos comparte: “Solo cuando te pones en el lugar del paciente te das cuenta de su gran necesidad y de su gran esperanza de consuelo, que a veces es más importante que los procedimientos médicos avanzados”. Gracia a nuestros benefactores, el Hno. Carlos, S.T., sigue compartiendo la esperanza y promoviendo la salud entre los más necesitados.

¡Apoye a Nuestras Misiones y a Clínicas Médicas Móviles que Tendremos en el Futuro!

 

Categories: Últimas Noticias

Comentarios cerrados.