Cambiar vidas y ayudar a los vulnerables…conocer al Hermano Raúl Mejía, S.T.

Brother Raul MejiaNuestros Hermanos realizan una dura labor para lograr impactos positivos. A menudo su trabajo los lleva a nuevas aventuras y les brinda la oportunidad de aprender. Tomemos al Hermano Raúl Mejía como ejemplo. El es ahora Licenciado en Trabajo Social, nos cuenta. “Para mí fue una bendición haber recibido mi grado en trabajo social este año. No lo podría haber hecho sin el apoyo que me ha brindado mi familia de las Misiones Trinitarias”.

Los Hermanos juegan un papel vital en nuestro trabajo misionero. Ofreciendo su servicio de manera libre y creativa, la labor del Hermano Misionero de hoy nos llega de muchas maneras: como enfermero, abogado, médico y trabajador social.

Como Hermano religioso, el Hermano Raúl siente un llamado a usar sus dones para ayudar a la gente, no sólo en lo espiritual sino para ayudar a los individuos, a las familias y a las comunidades a engrandecer su funcionalidad social y sobretodo su bienestar. “ Yo siento que esto es lo que Dios me ha llamado a hacer”, dice. “A través de los dones que Dios me ha dado deseo cambiar vidas y ayudar a los más vulnerables a saber que ellos son amados y que pueden tener un impacto en el mundo”.

El Hermano tiene un trabajo perfecto para él. Ha sido asignado una de nuestras misiones más pobres, en Guamal, Colombia. La vida allí es desoladora para muchos, en especial para los jóvenes. Viven en chozas frágiles y tratan de vivir de la tierra, un poco de agricultura, un poco de pesca, pequeños trabajos aquí y allá, pero nada con que mantener a sus familias. Con la falta de oportunidades, algunos se van a vivir en las calles o peor, se meten en la vida del crimen.

Con el apoyo de ustedes, el Hermano Raúl está desarrollando programas que pueden llevarles a ellos esperanza. Con su entrenamiento como Hermano religioso y como trabajador social, llevará a las familias, a través de consejos y de retiros, las herramientas que necesitan para estar juntos. Podrá armar programas para ayudar a mantener a los niños lejos de las calles y para mantenerlos apartados de las actividades criminales. Su trabajo le ofrecerá a la gente de Guamal esperanza en un lugar en donde hay muy poca. Por favor, mantengan al Hermano Raúl y a la gente de Guamal en sus oraciones. Les enviaré noticias de su progreso, en un futuro cercano.

Los siervos Misioneros como el Hermano Raúl, que están siguiendo sus sueños de servir a aquellos en mayor necesidad, son agradecidos con todos aquellos que les permiten llevar a Cristo a tan maravillosas personas.

Categories: Latest News, Últimas Noticias

Comentarios cerrados.